Así funciona la conducción autónoma del Mercedes Clase S 2021 | Motor
Así funciona la conducción autónoma del Mercedes Clase S 2021 | Motor
30 octubre, 2020
Este coche volador ya tiene matrícula: recibe permiso para circular por las carreteras europeas | Motor
Este coche volador ya tiene matrícula: recibe permiso para circular por las carreteras europeas | Motor
30 octubre, 2020
Mostrar todo

Choque de estrellas de neutrones aún emite rayos X y tiene a los expertos intrigados

smash

Dos estrellas de neutrones chocan.


Caltech/LIGO

Cuando dos estrellas de neutrones chocaron entre sí, hace 130 millones de años luz de la Tierra, el universo se encendió. La colisión, entre unos de los objetos más densos en el cosmos, produjo ondas gravitacionales el 17 de agosto de 2017. Docenas de telescopios en la Tierra captaron esta rara fusión a distintas longitudes de onda en el espectro electromagnético. Primero, se apreció una ráfaga de rayos gamma, luego de ráfagas de luz y rayos ultravioletas y señales de radio e infrarrojo.

Unos nueves días después del choque, el observatorio Chandra de la NASA detectó una señal de rayos X. De acuerdo a nuestro conocimiento de las estrellas de neutrones, estas señales debieron haber desaparecido. 

Pero en un nuevo estudio publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, los investigadores estudian esta colisión conocida como GW170817 y han descubierto que 1,000 días después, aún se podía detectar señales de rayos X. 

“En verdad no sabemos qué esperar en este punto, porque nuestros estudios no predicen nada de rayos de X”, dijo Eleonora Troja, una astrofísica de Goddard Space Flight Center de la NASA y autora principal del estudio. 

GW170817 es la primera fusión de estrellas de neutrones detectada por tres observatorios de ondas gravitacionales estacionados en la Tierra. Los observatorios pudieron triangular la posición de la función momentos después de que ocurriera, lo que le permitió a los investigadores tornar sus telescopios y observar el evento.

El observatorio Chandra estaba detectando rayos X en febrero, dos años y medio después del choque. Las medidas más recientes apuntan que la señal se ha ido aminorando, pero el espectro de la ráfaga de rayos X sigue siendo visible y es más brillantes de lo que los modelos predecían. ¿Por qué? Esta es la incógnita que los expertos están tratando de resolver.

Es posible que exista un componente de las fusiones de estrellas de neutrones que no estaba incluido en los modelos. O que la dinámica de la energía emitida después de una colisión es un tanto distinta a lo que esperábamos. Una posibilidad emocionante es que los restos de la fusión representan una estrella de neutrones que emite rayos X. En diciembre, los astrónomos observarán GW170817 de nuevo para buscar más pistas.

“Pase lo que pase, este evento está cambiado lo que sabemos de las fusiones de las estrellas de neutrones y está reescribiendo nuestros modelos”, dijo Troja. 

Fuente