Este polémico experimento social ha enviado a 15 voluntarios a una cueva oscura durante 40 días | Life
Este polémico experimento social ha enviado a 15 voluntarios a una cueva oscura durante 40 días | Life
21 marzo, 2021
El último vuelo del zepelín Hindenburg en color, 4k y 50 fps | Tecnología
El último vuelo del zepelín Hindenburg en color, 4k y 50 fps | Tecnología
21 marzo, 2021
Mostrar todo

Huawei Sound, análisis y opinión | Tecnología

Huawei Sound, análisis y opinión | Tecnología

Como un río al que se le ponen diques, Huawei desvía su rumbo para encontrar su camino en otras áreas tecnológicas tras los bloqueos que les impiden desarrollar al 100% su negocio en telefonía.

El gigante chino lleva unos meses fabricándose un catálogo de audio envidiable con toda una gama de auriculares TWS como los FreeBuds 4i que analizamos aquí o los FreeBuds Studio que analizamos aquí.

En esta ocasión, la propuesta de Huawei va más en la línea del audio en alta fidelidad que se disfruta en casa con un altavoz más compacto que el Huawei Sound X, pero con un precio más asequible ya que llega al mercado por 179 euros. Analizamos el Huawei Sound y te damos nuestra opinión.

  Huawei Sound
Dimensiones 147 x 147 x 186,7 mm
Peso 2,2 kg
Colores Negro brillante
Altavoces 1 woofer 4” | 2 tweeters de rango completo | 2 radiadores pasivos | Frecuencia de respuesta 55 hz ~ 40 Khz
Potencia (RMS) | Presión sonora 55 W (40 W y 3 x 5 W ) | 90 dB
Micrófonos No
Asistente por voz No compatible
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11ac | Bluetooth 5.0 | NFC | UPnP
Conectores Toma de corriente | minijack de 3,5 mm
Precio 179 euros

Resumen del análisis del Huawei Sound:

Un Sound X más compacto que encaja en cualquier ambiente

Huawei no se ha complicado demasiado la vida con el diseño de su nuevo altavoz. Si una cosa funciona y tiene personalidad, ¿para qué cambiarla?

Estéticamente y a cierta distancia, sería prácticamente imposible distinguir al Huawei Sound del Sound X por su increíble parecido. En las distancias cortas las primeras diferencias empiezan a ser evidentes.

El Sound es un altavoz que hereda el mismo estilo cilíndrico con formas suaves que le aporta el aspecto futurista de una cápsula achatada por los extremos. Las dimensiones del Huawei Sound son algo más compactas con 147 mm de diámetro y 186,7 mm de altura.

Su llamativo acabado en negro brillante contribuye a incrementar la sensación de elegancia que ya transmiten sus formas, pero obliga a practicar el “mírame y no me toques” porque las huellas quedan marcadas con increíble facilidad. No en vano Huawei incluso ha incluido una suave gamuza de limpieza para mantenerlo siempre impecable.

El tercio inferior del altavoz está recubierto de una malla de tela acústica de riguroso color negro que sigue con las mismas líneas de diseño dejando pasar el audio de los altavoces que trabajan en su interior en un radio de 360°.

Rompiendo la monotonía de la carcasa circular destacan dos grandes aberturas opuestas en las que se dejan ver la pareja de radiadores pasivos que vibran de forma hipnótica al ritmo de la música.

En la parte superior encontramos la zona de controles táctiles del altavoz que, luciendo el mismo diseño en negro brillante, queda rodeada por una rejilla que alivia la presión del woofer central que reposa en su interior.

Al acercar la mano a esta zona se ilumina dejando al descubierto cuatro iconos táctiles: dos para subir y bajar volumen, para silenciar el audio y un botón multifunción.

Rodeando estos botones se muestra un anillo LED que se ilumina en distintos colores y tipos de parpadeo para indicar el estado del altavoz, el nivel de volumen o cuando se encuentra silenciado.

Estos botones táctiles se encargan de la operativa básica del altavoz como controlar el volumen o activar los modos de reconocimiento inalámbrico WiFi o Bluetooth para hacerlo “visible” al resto de dispositivos manteniendo la pulsación sobre los botones Silenciar y Multifunción.

El Huawei Sound que estamos analizando también es más ligero el Sound X parando la báscula en 2,2 kg. Como puedes imaginar por su peso, el Sound no es un altavoz diseñado para sacarlo de casa, sobre todo porque necesita una toma de corriente para funcionar y carece de batería integrada.

La elección de este diseño circular no es casualidad. Marcas como Amazon, Google o Apple han optado por las formas cilíndricas o esféricas para sus altavoces por ser la geometría más estable a nivel acústico y presentar menor tendencia a las vibraciones que pueden alterar la fidelidad del sonido.

La toma de alimentación se encuentra oculta en la base del altavoz y cuenta con una toma minijack de 3,5 mm para entrada de audio externa. De ese modo puedes conectar el altavoz tanto de forma inalámbrica como por cable de audio.

Por sus dimensiones, y sobre todo por su acabado, el Huawei Sound no es un altavoz que invite a la portabilidad, por lo que Huawei lo ha diseñado con un estilo moderno y elegante para que encaje en cualquier rincón de tu casa sin llamar demasiado la atención, permitiendo crear una atmosfera de sonido para toda una estancia de más de 30 m2 desde un solo dispositivo.

Opciones muy limitadas para enviar el audio desde otros dispositivos

Una de las claves para cualquier altavoz es poder recibir el audio desde los dispositivos externos de la forma más amplia y sencilla posible.

Como ya hemos mencionado en el apartado anterior, el Huawei Sound cuenta con un conector minijack de 3,5 mm que permite conectar cualquier dispositivo mediante un cable de audio. Esto abre la puerta a conectarlo a otros equipos de audio y televisores que no dispongan de tecnologías inalámbricas.

El altavoz de Huawei también viene equipado con WiFi ac, Bluetooth y NFC, lo cual le permite abrir el abanico de opciones de conectividad, aunque en este punto el dispositivo de Huawei se encuentra con algunos obstáculos.

Empezamos el repaso de las opciones de conectividad inalámbrica con OneHop, la tecnología que Huawei ya utilizaba para conectar sus portátiles con los smartphones de Huawei y Honor. Sin duda alguna este es uno de los métodos de conexión más sencillos para que el usuario pueda enviar el contenido de audio desde un smartphone al altavoz.

OneHop utiliza el chip NFC del móvil y, al acercarlo al indicador OneHop dibujado en la parte superior del altavoz, automáticamente ambos dispositivos se intercambian la información para establecer la conexión y se vinculan. De ese modo, el móvil puede enviar el audio al altavoz con un solo “toque” y sin estar atados por ningún cable.

Por otro lado está el siempre universal Bluetooth, que permite a cualquier dispositivo compatible con esta tecnología vincularse con el altavoz y enviar audio como lo harías con cualquier auricular inalámbrico Bluetooth.

La calidad de sonido no queda afectada al utilizar el Bluetooth ya que el Huawei Sound es compatible con el códec de alta fidelidad LDAC. Esto le permite reproducir audio sin compresión a través de Bluetooth sin que se aprecie pérdida en la calidad ya que se mejora el ancho de banda.

Por último, Huawei Sound permite la conexión mediante redes WiFi, aunque en este caso las opciones se gestionan desde la app AI Life de Huawei instalada en un smartphone Android o iOS.

Basta con conectarse a una red WiFi, abrir la app AI Life y activar el modo de reconocimiento WiFi en el altavoz. Con eso se completa el reconocimiento del Huawei Sound desde el smartphone y se desbloquean las opciones que permiten personalizar la ecualización del del audio en el altavoz.

No obstante, Huawei Sound presenta algunas limitaciones en lo que a conectividad se refiere. Este es un altavoz que ha sido diseñado para ser inteligente y conectado, pero los bloqueos comerciales y legales que impiden a Huawei utilizar tecnologías y estándares norteamericanos limita considerablemente su conectividad.

Por ejemplo, en su interior no encontraremos ningún tipo de inteligencia artificial que permita el control por voz, ni soporte para conectarse a ninguno de esos asistentes aunque sea de forma externa.

Tampoco es compatible con sistemas de transmisión de contenido como AirPlay 2 de Apple o Chromecast audio ante la imposibilidad de utilizar tecnologías de las empresas estadounidenses.

En lo que a conectividad se refiere, nuestra experiencia ha estado muy condicionada en función de los dispositivos desde los que nos hemos conectado.

Por ejemplo, no hemos tenido ningún problema para conectarnos al altavoz desde un smartphone Android con un solo toque mediante NFC, Bluetooth o a través de la app AI Life, pero no podemos decir lo mismo al hacerlo desde un MacBook, desde el que no hemos podido conectarnos ni por Bluetooth ni por UPnP (WiFi).

Sí lo hemos podido hacer sin mayores problemas desde un ordenador con Windows mediante Bluetooth, pero no por WiFi. En este caso, debimos prescindir de los ajustes de ecualización del sonido que, como comentábamos antes, quedan relegados al uso desde la app móvil.

Además de las limitaciones en conectividad, el altavoz de Huawei tampoco permite conectarse con otros altavoces para formar un sistema de sonido multisala que permita crear un hilo musical para toda la casa, tal y como sí permiten otros altavoces de su categoría.

Contar con tantas limitaciones a la hora de conectarse es, sin duda alguna, el mayor inconveniente de este altavoz y que sin duda lo sacará de muchas listas de candidatos, sobre todo cuando marcas como Bose, Apple Amazon o Google ya cuentan en sus catálogos con altavoces de gama alta como es este Huawei Sound, pero con una conectividad mucho más amplia y un precio similar.

Potencia afinada por Devialet capaz de llenar de audio toda una habitación

La calidad de audio es el punto más fuerte de este altavoz y lo cierto es que una vez empieza a sonar se te olvidan todas las limitaciones que encuentras en el camino.

Lo primero que llama la atención es la gran presencia de bajos y la solidez del sonido que consigue llenar toda la habitación desde un altavoz de esas características.

Huawei Sound está formado por tres altavoces de rango completo en la base situados en ángulos de 120° que se encargan de distribuir el sonido 360° alrededor del altavoz.

Esto no significa que el sonido que se proyecta sea envolvente desde un punto de vista frontal como en los Home cinema 5.1. Hace referencia a que no importa en qué lugar de la sala te encuentres, siempre se escucha la música con la misma intensidad ya que el sonido se proyecta en todas direcciones, algo que no acostumbran a ofrecer los altavoces con diseño convencional.

Este trío de altavoces se complementa con un woofer central de 4” orientado hacia la base, y utiliza una pareja de radiadores pasivos ubicados en una posición opuesta consiguiendo que los propios impulsos del woofer contribuyan a crear unos bajos todavía más profundos.

Devialet es un fabricante especializado en la fabricación de altavoces de muy alta gama y su mano se deja ver claramente en la disposición de estos radiadores pasivos laterales Push-Push, que viene a ser como una marca de la casa ya que esta tecnología está presente en todo el catálogo de la firma francesa que ha afinado el diseño y el audio de este modelo.

Los ingenieros de Devialet se han encargado del calibrado del Huawei Sound y le ha integrado la tecnología SAM (Speaker Active Matching) con la que se optimiza el procesado del audio justo antes de reproducirlo para adaptarlo a las características de los altavoces, de forma que el resultado sea lo más cercano posible a la fuente original.

El resultado es un altavoz que se comporta de forma brillante con todos los estilos de música, pero destaca especialmente en aquellos temas con una gran presencia de bajos como Bad guy de Billie Eilish en el que todo el tema cobra una nueva dimensión mientras la voz de la artista parece flotar nítidamente por una base sólida que hace estremecer toda la mesa.

Los tonos medios quedan sorprendentemente bien definidos en contraposición a unos bajos limpios y secos. Para comprobar los tonos medios y frecuencias más agudas echamos mano de los genios clásicos con la Pequeña sonata nocturna de Mozart una pieza escrita para cuerda que pone a prueba la capacidad de los tweeters sin que el woofer lleve la voz cantante.

Estos salen airosos sin mayores problemas, aunque algo ajustados en las frecuencias más agudas y nos quedamos con las ganas de una mayor amplitud sonora en el que el oyente pueda apreciar un posicionamiento más nítido de los instrumentos.

A pesar de ese pequeño detalle, los resultados con distintos estilos musicales han sido más que satisfactorios y sorprende que esa calidad –y cantidad— de sonido provenga de un único altavoz con un tamaño relativamente compacto para el rendimiento que ofrece.

Cuando un altavoz de este tipo ofrece el nivel de bajos que reproduce el Huawei Sound, tiende a penalizar el extremo opuesto balanceando todo el rango dinámico hacia los graves. En cambio, lo que nos ha ofrecido el Huawei con su Sound es un altavoz con unos bajos con mucha entidad, pero manteniendo unos medios y agudos muy cálidos y bien definidos.

Al utilizar el altavoz desde la aplicación móvil es posible configurar tres perfiles de sonido predefinidos que cambian de forma notable el comportamiento del altavoz.

El ajuste de Alta fidelidad es el que nos ha parecido más equilibrado por resultar más neutro. El perfil de Vocal busca destacar los tonos medios, mientras el modo Devialet SPACE SoundStage expande la escena sonora, pero tiende a bajar la intensidad de los medios y altos creando un sonido menos vivo y dinámico. Todos ellos permiten una pequeña corrección de graves que pueden personalizarse desde la app.

En nuestro caso, no hemos apreciado la experiencia envolvente que prometía Huawei con la tecnología Devialet Space, incluso colocando el altavoz en medio de la estancia sin que nada obstruya la distribución del sonido.

Eso sí, al tratarse de un sonido que se distribuye de forma circular, recomendamos mantener el altavoz lo más alejado posible de la pared o de esquinas, permitiendo que el sonido se expanda sin demasiados obstáculos.

La política ha dado al traste con el que podría ser uno de los mejores altavoces de 2021

No mentimos al decir que llegamos al final de este análisis del Huawei Sound con un cierto punto de indignación por ver cómo, un producto con todos los ingredientes para convertirse en uno de los mejores altavoces de su gama, queda eclipsado por una lista interminable de restricciones y limitaciones dictadas por la geopolítica.

Si estuviéramos en los primeros 2000, este altavoz sería un auténtico superventas porque hace de maravilla lo que se supone que un altavoz debería hacer: reproducir audio con calidad de alta fidelidad.

Sin embargo, estamos en 2021 y el usuario actual ya no concibe que un altavoz tenga un único propósito y no le responda cuando se le pide que conecte con otro dispositivo o se le asigna una tarea. Ahora, si un altavoz no es inteligente, ya no sirve. Aunque sea capaz de hacerte sentir los bajos hasta en los huesos.

Lamentablemente, todas y cada una de las carencias en cuanto a conectividad pesan como una losa en un altavoz de 179 euros, y Huawei se queda sin argumentos ante una competencia que viene con todas las facilidades para ofrecer una conectividad completa, aderezada con el soporte para el Asistente de Google o Amazon Alexa.

Sorprende el hecho de que Huawei ni siquiera haya intentado implementar Celia –el asistente de voz de la marca— como medida in-extremis para dotar de algo de “inteligencia” y conectividad a su altavoz o que no haya utilizado parte de lo aprendido de la experiencia de su inédito Huawei Ai Cube –que analizamos aquí—para ofrecer un aliciente más al usuario cubriendo las funciones de altavoz y router en un solo dispositivo.


Este mini altavoz Bluetooth de Huawei ofrece un sonido claro y nítido, además de buena autonomía de batería. Tiene sonido 360º e incluye tres meses de música gratis.

Recomendar el Huawei Sound es como recomendar un deportivo de los 80. Es cierto que en aquellos deportivos no vas a encontrar los últimos sistemas de navegación o un sofisticado sistema de inyección de combustible, pero podrás sentir la potencia de su motor rugiendo a tu espalda y una experiencia de conducción más pura.

Eso es lo que encuentras en el Huawei Sound, un dispositivo libre de toda inteligencia artificial, para centrarse en un diseño creado exclusivamente para obtener la mejor experiencia de audio que puede ofrecer un altavoz de estas dimensiones y rango de precio.

En cambio, si lo que buscas es un altavoz inteligente multifunción, encontrarás pocos argumentos para decantarte por este modelo de Huawei.

Fuente