Microsoft confirma que está diseñando nuevas consolas Xbox 'que tardarán años en anunciarse' | Gaming
Microsoft confirma que está diseñando nuevas consolas Xbox ‘que tardarán años en anunciarse’ | Gaming
10 junio, 2021
Trucos para empezar a adelgazar con el ayuno intermitente de manera segura | Life
Trucos para empezar a adelgazar con el ayuno intermitente de manera segura | Life
10 junio, 2021
Mostrar todo

la ministra hacker postgénero de Taiwán

la ministra hacker postgénero de Taiwán

Si existe una persona que podríamos asegurar que es adelantada a esta época, esa definitivamente sería Audrey Tang. Esta mujer súper inteligente se convirtió en ministra de Taiwán a sus 36 años luego de un pasado como programadora y hacker cívica, por lo que tiene una historia muy interesante que hoy venimos a contarte.

Tang nació el 18 de abril de 1981 en Taiwán y desde pequeña, destacó del resto de las personas de su edad debido a su gran inteligencia. Su coeficiente intelectual marca 180, por lo que sobresalía en varias áreas, especialmente las matemáticas y la lógica. Sin embargo, no encontraría su verdadero potencial sino hasta sus 8 años de edad, cuando encontró un libro de programación.

Por más absurdo que parezca, la pequeña Tang, que no había cumplido ni siquiera la primera década de su vida, aprendió a programar sola y sin ni siquiera utilizar una computadora. Probablemente se pregunten “Pero, ¿cómo es esto posible?”, y pues la respuesta está en un lápiz y un papel.

Tang dibujó un teclado en un papel y, con ayuda del libro, comenzó a escribir notas sobre programación y a practicar por su cuenta. Sus padres, al ver su interés, le regalaron un ordenador para que pudiera aprender correctamente a utilizar un teclado, cosa que hizo estupendamente. Sin dudas, Ada Lovelace habría estado completamente orgullosa de ella.

Audrey Tang

A sus doce años ya era capaz de programar en lenguaje Perl, y todo gracias a su aprendizaje autodidacta, pues había abandonado la escuela. Cuando cumplió los 16 años, fundó su primera empresa: un buscador de canciones en mandarín.

Entre el año 2001 y el año 2006, Tang inició más de cien proyectos relacionados con los lenguajes de programación Perl y Haskell, entre los cuales se incluye Perl Archive Toolkit (PAR). Así mismo, desarrolló otros programas de software libre como SKV, Request Tracker y Slash. También ayudó a traducir al chino tradicional varios libros de software de código abierto.

Como verán, el progreso de Tang había sido enorme a lo largo de su vida, al punto que, con 19 años, terminó en Silicon Valley como consultora de Apple y en el año 2014 también trabajó para BenQ. Sin embargo, poco tiempo después abandonó ambos proyectos para dedicarse a otros ámbitos públicos, por lo cual sería reconocida más adelante.

Una ciberactivista

Audrey Tang

En esta época, Audrey Tang había comenzado a defender la libertad de del software, la libertad en la red, la libertad de información y la libertad de expresión. Esto se reflejó en su trabajo, el cual iba de la manos de varios hackers que la acompañaron.

Cuando cumplió 24 años, declaró que ahora se identificaba como mujer. Sin embargo, aclaró que ella no era transgénero, sino postgénero. Este término se refiere a un movimiento que busca la eliminación voluntaria del género en los humanos y defiende que el sexo como fin reproductivo se convertirá en algo obsoleto.

Para el año 2012, a modo de protesta luego de una reforma económica que perjudicaba a Taiwán, publicó los datos del presupuesto del Gobierno en la plataforma “g0v.tw” y también participó activamente en las protestas organizadas por el Movimiento Girasol en el año 2014.

Desde entonces, Tang defendió el derecho a la información para mantener la democracia, con lo cual fue identificada como una “hacker cívica” y una “anarquista conservadora”.

En la política digital

Audrey Tang

Para el año 2016, el primer ministro Lin Chuan la incorporó a su equipo de gobierno como Ministra Digital de Taiwán. Su objetivo en el cargo es dotar de información a Taiwán para lograr que el gobierno sea más transparente con los ciudadanos y, además, para que el país se convierta en el centro tecnológico de todo el continente.

Actualmente, Audrey Tang es la primera y única persona LGBT en ocupar un cargo político en el gobierno de Taiwán y, además, es la más joven en llegar al puesto de ministra. Se ha convertido en una inspiración para todos y su trabajo, sin dudas, ha hecho la diferencia en la nación.

Fuente