Amazon Prime Video quiere adelantarse a Netflix y estrenar antes la función de reproducción aleatoria | Tecnología
Amazon Prime Video quiere adelantarse a Netflix y estrenar antes la función de reproducción aleatoria | Tecnología
13 marzo, 2021
Samsung ya tiene móvil 5G low cost: el Galaxy A32, rebajado a 239 euros | Tecnología
Samsung ya tiene móvil 5G low cost: el Galaxy A32, rebajado a 239 euros | Tecnología
13 marzo, 2021
Mostrar todo

Ni frenar te salvará de la multa: llegan los radares en cascada de la DGT | Motor

Ni frenar te salvará de la multa: llegan los radares en cascada de la DGT | Motor

La DGT quiere combatir aquellos conductores que frenan bruscamente al llegar a la altura de un radar fijo para acelerar inmediatamente después de pasarlo, y por ello han instalado los radares en cascada.

Si bien la mayoría de los conductores respetan las señales de tráfico y por lo tanto hacen que todas nuestras carreteras sean muy seguras, suele haber otros, que por distintas cuestiones, en general por prisa, exceden ligeramente el límite de velocidad marcado en la vía y lo reducen cuando llegan a la altura de un radar fijo.

Pero la Dirección General de Tráfico se sabe todos estos trucos, y por eso está empleando cada vez más los llamados radares en cascada que se tratan de dos o incluso tres radares seguidos separados por unos pocos kilómetros y que los agentes de tráfico colocan tras algún cartel de aviso de radar. 

Básicamente existen porque están ideados para cazar a aquellos conductores que vuelven a acelerar y pasar el límite de velocidad cuando pasan el primer radar, y son automáticamente cazados por el segundo, que sería un radar móvil.

Los radares forman ya parte de las carreteras españolas, los conductores se han acostumbrado a convivir con ellos a pesar de lo mal que sienta que te multen. Sin embargo, muchos no son realmente conscientes de todo lo que son capaces de hacer estos dispositivos. 

Los radares en cascada se usan en toda España y la configuración más normal es poner un radar fijo detrás de un cartel de radar, y luego después poner un radar móvil a unos pocos kilómetros, aunque a veces también utilizan dos móviles posteriormente.

Es por ello, que aunque el conductor lleve un avisador de radar fijo, podría ser cazado inmediatamente después por un radar móvil. Recuerda que llevar detectores o inhibidores de radar en el vehículo está totalmente prohibido, con multas que podrían ascender hasta los 6000 € y la retirada de seis puntos del carnet de conducir en lo que respecta a los inhibidores.

Pero es que el propio hecho de que el conductor frene de forma brusca al llegar al cartel de un radar también es multa asegurada, dado que estaría realizando una maniobra peligrosa que podría por el peligro no solo su vida, sino también la del resto de los conductores.

La app Mi DGT pone a tu disposición diversas ventajas. La principal es que tienes la posibilidad de llevar en el móvil tu permiso de conducir con la misma validez que el carné físico.

La DGT es bastante transparente al respecto de sus radares, y de hecho los fijos son públicos, y han explicado en varias ocasiones el funcionamiento de los radares en cascada para intentar acabar con esa peligrosa maniobra que muchos conductores, lamentablemente, realizan en nuestra carretera, frenando a la altura de un radar fijo para después acelerar.

Fuente