YouTube NonStop, la manera de evitar que YouTube pause la reproducción de tus videos
YouTube NonStop, la manera de evitar que YouTube pause la reproducción de tus videos
20 junio, 2021
¿Cómo iniciar sesión en los servicios de Google sin hacerlo en Chrome?
¿Cómo iniciar sesión en los servicios de Google sin hacerlo en Chrome?
20 junio, 2021
Mostrar todo

Ophiojura, una reliquia viva del Jurásico con ocho mandíbulas llenas de dientes descubierta en Nueva Caledonia | Life

Ophiojura, una reliquia viva del Jurásico con ocho mandíbulas llenas de dientes descubierta en Nueva Caledonia | Life

Su imagen parece sacada de una pesadilla: se asemeja a un pulpo con ocho tentáculos llenos de espinas, y cada uno de ellos tiene su propia mandíbula, repleta de dientes afilados.

Buscamos vida en otros planetas, pero aún no hemos descubierto toda la que existe en el nuestro. Damos la bienvenida a Ophiojura, un nuevo tipo de animal descubierto en las profundidades de los mares de Nueva Caledonia, en el Océano Pacífico.

Ophiojura es un familiar muy lejano de las estrellas de mar, ya que se separó de ellas hace 180 millones de años. Así que es una reliquia viviente procedente del Jurásico, cuando los dinosaurios dominaban la Tierra.

Con sus ocho tentáculos repletos de espinas y sus ocho mandíbulas llenas de dientes, el Ophiojura es un animal tan distinto a todo lo existente, que han tenido que crear un nuevo género y una nueva familia para catalogarlo científicamente. Este es el único ejemplar que se conoce:

Fue capturado hace unos años a 500 metros de profundidad, a 200 Km de las costas de la isla de Nueva Caledonia, en el Océano Pacífico. Pero hasta ahora no se había estudiado ni catalogado.

Aunque parece un animal terrorífico, el miedo disminuye cuando conocemos su tamaño: unos 25 centímetros, de extremo a extremo de sus tentáculos opuestos. Aún así no querríamos estar cerca de esas 8 mandíbulas llenas de dientes…

Lo más asombroso es que los arqueólogos han encontrado fósiles de criaturas muy similares en las costas de Francia. Esto nos indica que hace millones de años se extendían por buena parte del planeta, y que el Ophiojura apenas ha evolucionado en 180 millones de años.

Resulta difícil imaginar a un niño de dos o tres años sobreviviendo en la Prehistoria. Al menos desde nuestra perspectiva de lo que supone criar a un hijo, muy diferente a la de nuestros ancentros de hace 700.000 años.

Los aficionados acostumbran a llamar a este tipo de animales de origen prehistórico, fósiles vivientes, pero tal como explica el biólogo Tim O’Hara, de Museums Victoria, ellos prefieren llamarlos animales paleoendémicos, porque son una rama de la vida que antes estaba muy extendida y que ahora se limita a unas pocas zonas.

Los Ophiojura viven en volcanes sumergidos en las profundidades de Nueva Caledonia, y no se sabe si son abundantes o están en peligro de extinción, ya que solo se ha capturado un ejemplar.

En los meses de julio y agosto el biólogo Tim O’Hara y su equipo llevarán a cabo una investigación de 45 días que estudiará los ecosistemas de los volcanes sumergidos en el Océano Índico, con el objetivo de encontrar más Ophiojura, y quién sabe si otras nuevas especies totalmente desconocidas…

Fuente